Sorbete de ajoblanco

El ajoblanco o también escrito ajo blanco es una receta muy popular de la cocina andaluza. El sorbete de ajoblanco es muy fácil de hacer que queda genial con ensaladas, verduras y algunas frutas como el melón o las uvas. Ni siquiera necesitas tener heladera para conseguir buenos resultados.

Sorbete de ajoblanco

Receta del sorbete de ajoblanco

Para hacer 4 raciones de sorbete de ajoblanco necesitarás las siguientes cantidades:

Ingredientes

  • 50 ml de agua.
  • 700 ml de leche.
  • 150 gr de almendras peladas.
  • 100 gr de azúcar.
  • 1 cucharadita de pasta de ajo.

Preparación

  • Echar en un cazo pequeño a fuego medio el agua y el azúcar. Calentar hasta que el azúcar se disuelva completamente (aproximadamente 1 minuto).
  • Retirar del fuego y dejar enfriar.
  • Calentar la leche hasta que esté a punto de hervir. Apagar el fuego y reservar.
  • Agregar la pasta de ajo y las almendras en un procesador de alimentos, añadir la leche muy caliente y el agua con azúcar y triturar hasta conseguir una masa fina y sin grumos. Dejar enfriar.
  • Verter el resultado en una heladera. Mezclar de acuerdo con las instrucciones del fabricante hasta que el proceso haya finalizado.
  • Guardar en el congelador en un recipiente herméticamente cerrado y dejar solidificar hasta que esté listo para servir.

Sorbete de ajoblanco sin heladera

Si no dispones de heladera para hacer el sorbete, transfiere la mezcla a un recipiente de congelación más ancho que alto. Congela el sorbete hasta que esté firme (unas 2 o 3 horas) sacándolo del congelador cada 30 minutos y removiéndolo con un tenedor o con una batidora. Cuanto más lo remuevas, más esponjosidad tendrá y mejor será el resultado final.

Receta de sorbete de ajoblanco

Sorbete de ajoblanco con Thermomix

A continuación te explicamos cómo hacer el sorbete de ajoblanco con Thermomix:

Ingredientes

  • 50 ml de agua.
  • 700 ml de leche.
  • 150 gr de almendras peladas.
  • 100 gr de azúcar.
  • 1 cucharadita de pasta de ajo.

Preparación

  • Pulverizar el azúcar con un golpe de turbo.
  • Añadir el resto de ingredientes en el vaso y programar 2 minutos a velocidad progresiva 5-10.
  • Abrir el vaso y con la ayuda de la espátula, bajar todo lo que haya quedado en las paredes.
  • Si es necesario, programar 1 minuto más a velocidad 10.
  • Verter el resultado en una heladera. Mezclar de acuerdo con las instrucciones del fabricante hasta que el proceso haya finalizado.
  • Alternativamente si no tienes heladera, guardar en el congelador en un recipiente herméticamente cerrado hasta que esté firme (unas 2 o 3 horas). Sacar cada 30 minutos, echar en el vaso y programar 30 segundos a velocidad 6.